miércoles, 28 de enero de 2009

El Fútbol L’ombelico del Mundo - Primera Parte


El siguiente es un ensayo realizado para analizar el fenómeno de la globalización en el fútbol. por su extensión será presentado en algunas partes, también para proteger los derechos de autor.

El Fútbol L'ombelico del Mundo (El Fútbol el Ombligo del Mundo) Primera Parte
El fútbol, práctica deportiva cultural de mayor aceptación, ha transmutado su captación y estructura económica, convirtiéndose en un espectáculo. Sus cambios obligan a observarlo y pensarlo como: El fenómeno fútbol transformado por la globalización, donde la injerencia del mundo globalizado le ha dado nuevas características de desarrollo.

El fútbol también puede ser visto como un elemento ‘globalizador’, ya que a través de él se han instaurado nuevas formas de ver y vivir el mundo y el deporte, siendo una nueva industria, donde se plantean un sub-mundo de leyes y estrategias comunicativas, condicionando a la televisión y las tecnologías de información y comunicación.

Para entender cómo el fútbol se ha ido transformando, no en el juego, sino en su entorno, en su forma empresarial. Se plantean dos ejes de discusión: ¿Qué es la globalización? Y ¿Qué es el fútbol? Dos cuestiones que deben orientarse en cada uno de los planteamientos que aquí se exponen. Luego, hay que objetar la tendencia de tales conceptos, sobre la dignidad humana.

La globalización “se traduce en la disminución de las barreras impuestas sobre el comercio, y el borroneo de las líneas divisorias entre lo nacional y lo internacional”. (La globalización del fútbol (s.f.))

Por su parte el fútbol es una práctica deportiva en el que dos equipos de 11 jugadores por bando, se enfrentan en un terreno de juego de césped (o artificial) durante 90’ minutos, y gana el equipo que logre traspasar con un balón el arco rival más veces, algo que popularmente se conoce como gol.

Aunque existen definiciones más románticas de lo que es el fútbol:
El fútbol, como las mujeres, es, en principio, inexplicable. Por fortuna, Dios, en su infinita sabiduría, mantiene a las mujeres algo alejadas del más popular de los deportes. Sería extenuante, indudablemente, procurar entender ambos fenómenos al mismo tiempo. Porque, el fútbol, apasionados amantes del balompié, ya lo dijo el Dante, ‘es la dinámica de lo impensado’. (Fontanarrosa, R., 2006).

Se amplía el concepto más novelesco del fútbol, porque es el que todo seguidor del deporte sueña, por el que se enamora de patear un balón, o de ver a otros hacerlo, casi siempre con más cualidades que las propias. Esas características de gambeta y potrero son el puntapié inicial para que sea (sin ninguna duda) el más popular de los deportes; tanto que, la FIFA, órgano regidor del fútbol, cuenta con 208 asociaciones de igual número de países y la ONU cuenta con 192 Estados miembros, cifra contundente en la globalización del fútbol.

Y es que aunque el fútbol creció seguramente debido a la sencillez de su práctica, sólo se necesita un balón, que puede ser de trapo, como con el que empezó a jugar Pelé; las canchas pueden ser un par de piedras, unas banquetas o un par de maletines si el partido se juega después de clases. Se transformó paulatinamente en una industria, donde los jugadores son productos y los clubes son centros comerciales que mercadean y venden todo lo que poseen, incluso a si mismos.

2 comentarios:

CALIGULA dijo...

Buen comienzo. Esperamos la continuación. Muy interesante.

Saludos.

Jorge Clarotti dijo...

Desde Argentina, a los amantes del fùtbol de verdad, el nostàlgico, el de la pelota en el cordòn de la vereda les mando mi blog con cuentos de fùtbol narrados por el mejor contador de historias de la Argentina. Alejandro Apo. IMPERDIBLE, no por mi sino por el grande del Maestro Apo.
http://conafecto.blogspot.com
Pasen despuès me cuentan

Abrazo,

Jorge